martes, 10 de abril de 2018

335.- Amenaza, ira y venganza.


Se entiende por amenaza, un anuncio de que algo malo puede suceder, puede ser un peligro latente, es decir que no se ha producido todavía y que sirve como un aviso para prevenir esa posibilidad.
Por su parte, en la ira, no existe el razonamiento, suele ser normal, pero fuera de control, se vuelve destructiva. Como proceso violento que es, la ira produce un aumento del ritmo cardíaco, de la presión arterial y de los niveles de las catecolaminas adrenalina y noradrenalina.
la venganza es un desquite como respuesta a una determinada mala acción, sería como equilibrar el proceso de esa mala acción, es un detonante emocional poderoso que moviliza a las personas a actuar


Hay amenaza cuando hay un anuncio de un mal o de un peligro, es el riesgo o posible peligro de una determinada situación o circunstancia. Puede ser un peligro latente, es decir que no se ha producido todavía y que sirve como un aviso para prevenir esa posibilidad. El término también hace alusión a la amenaza para la vida, o entre dos personas voluntariamente para perjuicio de una de ellas. Por este término, se entiende un anuncio de que algo malo puede suceder. En los conflictos entre las personas que conviven entre sí, pueden surgir muchas diferencias, por lo que las personas defenderán sus derechos amenazando a otros con perjuicios.

Fotografía procedente del contenedor de imágenes de Google:
Código: 402
En la ira, no existe el razonamiento, es una emoción que generalmente se la considera sana, es una emoción muy negativa, siendo de esta índole, suele terminar esta explosión, de forma destructiva. Si nos pegan a nosotros o a nuestro hijo, lo lógico es que aparezca la ira, es una manera de defendernos, provocando el enfado. La ira se refiere a la furia y lógicamente a la violencia causada por una indignación. Desencadenan la ira son las situaciones en que podemos ser heridos físicamente, engañados o traicionados y, como hemos visto, se expresa a través del resentimiento y de la irritabilidad. 
Fotografía procedente del contenedor de imágenes de Google:
Código: ira
Como proceso violento que es, la ira produce un aumento del ritmo cardíaco, de la presión arterial y de los niveles de las catecolaminas adrenalina y noradrenalina. Dependiendo de la estimulación, la ira puede variar de intensidad, desde una pequeña irritación o enfado hasta la mayor de las furias, sería esta última una respuesta altamente agresiva. La ira la puede desencadenar algo muy normal como por ejemplo un atasco de tráfico o un ascensor que se ha parado. Mucho más claro es el diccionario de María Moliner dice, enfado violento, en que se pierde el dominio sobre sí mismo y se cometen violencias de palabra o de obra.
Fotografía procedente del contenedor de imágenes de Google:
Código: mscara-de-la-venganza-49188623
Para terminar, la venganza es un desquite como respuesta a una determinada mala acción, sería como equilibrar el proceso de esa mala acción y, que el oponente o grupo de oponentes, sufran ese dolor del que se trate. Los hay que dicen que la venganza es dulce, o es un plato que se sirve frío, pues se exige que se repare el mal o la injusticia, pues de forma cotidiana se dice, el que me la hace, me la paga. Cuando se produce un despido, la venganza es contra los jefes, dañando archivos, roban información o simplemente, lo eliminan todo en un acto de venganza. En definitiva, esta emoción ha formado parte de la conducta humana desde que el mundo es mundo y, es un detonante emocional poderoso que moviliza a las personas a actuar. La red nos informa que, la venganza potencia el crimen y, está asociada con el 20% de los homicidios y al 60% de los tiroteos

Estos libros que pongo aquí, son muy interesantes, tanto en su lectura como en su contenido. La escritora presenta un texto ameno, entretenido y de perfecta escritura, en definitiva grandes libros que no tienen nada que envidiar a los publicados por grandes editoriales. Disponibles en ebook y en tapa blanda.

https://www.amazon.es/dp/B073G9M7PL?tag=relinks2-21


jueves, 8 de marzo de 2018

334.- La Bioluminiscencia.

La bioluminiscencia, es el modo de vida de muchas especies, que se comunican por la luz, tras contemplarlo, empieza el auténtico espectáculo en la naturaleza.

Centrémonos hoy, por un instante en cualquier noche, por ejemplo, en Malasia el sol ya se ha puesto hace un rato, los árboles que están a las orillas de muchos ríos, se llenan de vida. Esta vida compuesta por muchas especies, se comunican por la luz, observando pequeños centelleos y, tras la puesta del sol, empieza el auténtico espectáculo. Se puede ver las luces que emiten estos pequeños individuos, son las luciérnagas. Decenas de miles de estos insectos de menos de medio centímetro de tamaño, encienden y apagan una especie de linterna, que está en el extremo de su abdomen. Los machos sobrevuelan sobre las hembras que son menos luminosas y, contestan a los mensajes mandados por los machos en vuelo, todos en perfecta sintonía, hacen que las orillas de estos ríos se enciendan y apaguen, a lo largo de kilómetros de río, similar a nuestros árboles navideños, pero a lo grande. Estas luces son tan importantes a lo largo del río, que los pescadores las utilizan como balizas para regresar a sus ríos, un espectáculo.
Fotografia perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: 2656830.jpeg
Los animales son capaces de producir esa luz, es la bioluminiscencia, que se define como la producción de luz por los organismos vivos. Juegan con un valor muy importante, las secreciones de estos organismos, estas secreciones son, en primer lugar, una proteína la luciferina, y un enzima que es la luciferasa que, en presencia de oxígeno, se oxida la luciferina, dando como resultado cuantos de luz, es decir, se excitan los electrones que pasan a un nivel energético superior. Es una luz fría, biológica para la comunicación intraespecífica de las especies animales. Nosotros, como seres humanos, no podemos producir luz. La luz es un mecanismo fisiológico, muy bien estudiado. El hombre no posee estas sustancias y por lo tanto no puede producir luz.
Muchos animales que son capaces de producir luz, están en las grandes profundidades. Los peces abisales que viven a gran profundidad, por lo tanto, en ausencia completa de luz, viven para y por la luz. Un ejemplo característico es el pez sapo, este animal prácticamente es todo boca, con una especie de pinganillo, que es una prolongación de su aleta, en cuyo extremo final, se enciende un farolito de luz. Las presas son atraídas por ese pequeño punto de luz, cuando las presas están cerca, el pez sapo va retrayendo el farolillo, entrando la presa en su gran boca y es devorado por este pez. En otras ocasiones, como es el caso del gusano de escamas, cuando es atacado por un depredador, la paste seccionada la deja fuertemente iluminada, mientras que la parte delantera, que es la vital, la más vulnerable, puede escapar.
Fotografia perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código:150519121613-malcomson-bioluminescence-australia-irpt-6-e1432089241537
Esta luz, no sólo se utiliza para la caza, también es aplicada para la reproducción, como ya se ha indicado en el caso de las luciérnagas. En este caso, las hembras emiten una especie de código morse y, el macho se dirige hacia la hembra para la cópula. Si con una linterna imitamos el código emitido por la hembra, sobre la palma de la mano, el macho acudirá a nuestro dedo, engañado por la luz de la linterna. Otro ejemplo, es la lombriz de fuego, que presenta un comportamiento fantástico. Las hembras viven en aguas superficiales y, cuando la luna está baja, las hembras, se colocan en círculos de varios animales y, empiezan a girar dando vueltas, encienden sus cuerpos, apareciendo aros luminosos. Los machos, viven en aguas mucho más profundas, ven estas luces y se dirigen a los centros de estos círculos y, en el momento de atravesarlos, fecundan los huevos que, las hembras, han colocado en el centro de estos aros luminosos. Seguirán con este comportamiento hasta que, la luna está lo suficientemente alta, como para que los machos sean deslumbrados y ya no ven a las hembras. La anchoa luminosa, se agrupa en grandes bancos, produciendo una luz azul que se va moviendo por toda la superficie del mar, apareciendo luces fantasmagóricas que mencionan muchos pescadores de esas zonas.
Fotografia perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código:finding_nemo_dory_marlin_angler_fish
El hombre ha utilizado los conocimientos sobre la bioluminiscencia, para su propio beneficio, por ejemplo, durante la segunda guerra mundial, los soldados japoneses y, para evitar tener que llevar linternas, llevaban en los bolsillos una especie de polvo de un crustáceo triturado que, al humedecerlo con agua, producen destellos de luz bastante grandes, quedando la mano iluminada como si fuera una bola de fuego, utilizando este proceso para poder leer mapas.


Estos libros que pongo aquí, son muy interesantes, tanto en su lectura como en su contenido. La escritora  presenta un texto ameno, entretenido y de perfecta escritura, en definitiva grandes libros que no tienen nada que envidiar a los publicados por grandes editoriales. Disponibles en ebook y en tapa blanda.




https://www.amazon.es/dp/B073G9M7PL?tag=relinks2-21

jueves, 1 de febrero de 2018

333.- Alegría y tristeza.


Se dice que la alegría se manifiesta desde el interior del alma, es una emoción placentera, genera bienestar y, sería el estado de ánimo más confortable, una emoción muy grata.
Por su parte, la tristeza, presenta un alto contenido negativo, lo presentan individuos con baja autoestima, abatimiento y constantemente con ganas de llorar, aquellos que presentan esta emoción, siente pena, aflicción y angustia, por algo acontecido doloroso.  


Hay más de 700 expresiones faciales en el ser humano y, más de 300 emociones catalogadas en tres tipos, positiva, negativas y variables. Veremos en este blog, dos de las más importantes, una positiva como es la alegría y, una negativa como es la tristeza. En otra ocasión veremos algo sobre la amenaza, la ira y la venganza, que son de tipo variable. En siguientes notas veremos la agresión y la agresividad, la ansiedad y la depresión, el escalofrío y el terror, las alucinaciones, el asco y el hipo, el bostezo y el vértigo, la narcolepsia, el suicidio, la maldad, la cobardía y el valor y, por último, las fobias y las filias. Todo a lo largo de dos años.
Fotografia perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: la-alegría-interior
La alegría, es un sentimiento grato, de esos que hemos llamado positivos, es la expresión de júbilo, la alegría genera bienestar, sería el estado de ánimo más confortable, una emoción muy grata. Como es una emoción favorable, se suele manifestar con la sonrisa, es sinónimo de contento, entusiasmo, felicidad, gozo, agrado y muchos más. Se dice que la alegría se manifiesta desde el interior del alma, es una emoción placentera. Puede significar también la atenuación de un malestar y puede causar alegría, la contemplación de algo muy hermoso. Cualquier evento que nos resulte agradable, puede producir alegría, lógicamente todo aquello que impida el malestar, producirá alegría en el sujeto. Esta emoción, puede ayudar a la consecución de nuestras metas, nos hace más creativos y con mayor éxito.
Fotografia perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: tristeza 4
La tristeza, es una de las emociones más básicas que poseen los seres humanos, presenta un alto contenido negativo, lo presentan individuos con baja autoestima, abatimiento y constantemente con ganas de llorar. Aquellos que presentan esta emoción, siente pena, aflicción y angustia, por algo acontecido doloroso. Los animales también son capaces de desarrollar tristeza, como puede ocurrir con los perros. La respuesta de la tristeza es a un suceso ya acontecido, mientras el miedo es a un evento que va a suceder, de aquí su gran diferencia. La tristeza a menudo hace reflexionar más en nuestros sentimientos. Esta emoción es tan intensa como profundo sea el vínculo con lo perdido, presenta una falta de energía, no dejando fuerza para actuar y, mediante el lloro exteriorizado, sacamos el dolor. De alguna manera, la tristeza ayuda a reparar las pérdidas y está constantemente presente en nuestras vidas.


Estos libros que pongo aquí, son muy interesantes, tanto en su lectura como en su contenido. La escritora  presenta un texto ameno, entretenido y de perfecta escritura, en definitiva grandes libros que no tienen nada que envidiar a los publicados por grandes editoriales. Disponibles en ebook y en tapa blanda.


https://www.amazon.es/dp/B073G9M7PL?tag=relinks2-21

miércoles, 10 de enero de 2018

332.- los animales también juegan

Los animales también juegan. Mamíferos, aves y algún reptil, practican de forma regular el juego. En los humanos, el juego es placentero de por si, hace desarrollar un equilibrio de tipo mental y motor en los niños.

Los animales también juegan, entre ellos o con el ser humano. El concepto de juego es distinto cuando juegan entre ellos que, cuando tu estás jugando con el animal. El juego en los animales, es esencial para la supervivencia del individuo en el ambiente que le rodea, pues el juego que ha realizado, o ha aprendido desde que era pequeño, le servirá para conocer el propio medio donde se va a desarrollar el animal. El animal establecerá una serie de movimientos, una serie de acciones motoras que establecerán un área y un hábitat. Los padres, mediante el juego enseñan el medio que rodea al infante y , a partir de esos conocimientos adquiridos mediante el juego, van conociendo el mundo que les rodea. Un ejemplo de juego organizado, es el que practican los monos, cogiendo elementos del suelo y tirarlas de nuevo, utilizan algunos palitos y piedras, los cuales podrían ser similares a los juguetes de nuestros niños.
No solo juegan los mamíferos, hay otras especies que también juegan, algunas especies de aves también juegan, como córvidos y golondrinas. Estas últimas vuelan a ras de suelo, siguiendo la estela de los coches, juego muy similar al que haces los delfines, al nadar delante de la proa de los barcos. Estos juegos, no tienen ningún fin inmediato. En reptiles, se ha apreciado el juego en el dragón de cómodo. Resulta evidente, por tanto, que sólo juegan verdaderamente aquellos animales que aprenden, aquellos animales que buscan nuevas situaciones por propia iniciativa, que son curiosos y ensayan nuevos comportamientos para aprender con ello. Podemos considerar el juego como sólo una actividad corriente presente entre los mamíferos, e incluso dentro de este grupo la conducta de juego más compleja queda reservada a los carnívoros y a los primates, dedicando durante su juventud gran parte de su tiempo a estas actividades.
Imagen procedente del contenedor de Google:
Código: animals_51270.jpg
De forma general, podemos establecer una relación entre el tiempo de juego diario y la edad del niño. De cero a dos años, el 60% del tiempo del niño, lo dedican al juego, de dos a nueve años, este tiempo aumenta hasta alcanzar la totalidad del mismo, un 100%. En un estado juvenil, sería un 70%, un estado adolescente se dedica al juego entre un 15 y un 20%, dependiendo de si se es chico o chica, siendo esta última la que consume más tiempo de juego. En la etapa adulta, no pasaría de un 5% en el hombre, si la mujer no tiene hijos, el juego prácticamente es nulo, pero si esa misma mujer, tiene hijos recientes, el juego pasa a valores próximos a cuando era adolescente un 25%, planteando la madres retos, no muy excesivos, pero que tienen que existir para que ese juego cumpla un papel, eso lo puede hacer un adulto mucho mejor que otro niño. En los humanos, el juego es placentero de por si, hace desarrollar un equilibrio de tipo mental y motor en los niños, que le servirá en las épocas juvenil y adulta, produciendo una relación entre los componentes del juego, de su propia edad y sexo.
 
Imagen procedente del contenedor de Google:
Código: Pandas jugando.jpg
La mayoría de los mamíferos, durante su etapa infantil o juvenil son extraordinariamente curiosos, buscan activamente situaciones nuevas y las exploran como consecuencia de un impulso denominado eco interior. Este eco interior es más acusado en los grandes mamíferos que en los roedores y dentro de estos, el puerco espín es más curioso que el ratón de campo, mientras que las ardillas se encuentran a mitad de camino. La conducta exploratoria permite al animal encontrar su camino de regreso hasta el lugar donde vive. Pero todo este proceso no es sencillo, lleva consigo cambios importantes en el sistema nervioso central, pues en el cerebro del animal debe haber una representación de los rasgos principales, por lo menos del área explorada por el animal; si esto se realiza en los comienzos de la vida,, es decir en sus etapas infantil y juvenil, en los mamíferos al menos, contribuye en gran medida al desarrollo de la inteligencia, significando aquí la capacidad de adaptar la conducta a las circunstancias. Durante las sesiones de juego, el joven animal investiga los límites de sus capacidades musculares, comprueba lo lejos que puede llegar y averigua sus debilidades. En el juego social, el animal entabla interacciones exageradas con los compañeros de juego, persigue, lucha, se aparea, los caza y simula que los mata, todo ello de forma imaginaria, pues la lucha no produce ningún tipo de daño al contrario, el apareamiento no es un auténtico acto sexual y la caza es un simulacro.


Estos libros que pongo aquí, son muy interesantes, tanto en su lectura como en su contenido. La escritora  presenta un texto ameno, entretenido y de perfecta escritura, en definitiva grandes libros que no tienen nada que envidiar a los publicados por grandes editoriales. Disponibles en ebook y en tapa blanda.


https://www.amazon.es/dp/B073G9M7PL?tag=relinks2-21